Batia Dragovestisky de Nemirovsky quiere romper con la tradición y convertirse en la primera mujer en presidir la AMIA

Fue propuesta como candidata por la agrupación interna SOMOS AMIA. Enfrentará al Bloque Unido Religioso (BUR) y a Una AMIA en las elecciones del próximo 5 de abril.

Maestra de Hebreo y judaísmo. Graduada del Instituto Superior de Estudios Religiosos Judaicos y de la Escuela Superior de Ciencias Judaicas y de Educación. Fue directora del Departamento de educación de la AMIA durante 17 años cargo al que llegó por concurso. “Quiero una AMIA con las puertas abiertas, incluso para quienes no piensen como nosotros”. Esta perspectiva inclusiva la amplia también hacia aquellos que integran agrupaciones que representan a víctimas del atentando a la AMIA y mantienen discrepancias con la mutual judía.

 

Por Alejandro Fabián Spivak

 

Coincidirá conmigo que su candidatura a presidenta de la AMIA en cierta forma sorprendió, al convertirse en la primera mujer en los 125 años de historia de esta institución que desea “gobernar” la mutual judía….

 

“Siempre tuve un vínculo muy fuerte con el movimiento conservador judío, con la institución Bet-El, con el fallecido rabino Marshal T. Meyer (fundador del Seminario Rabínico Latinoamericano y co fundador del Movimiento Judío por los Derechos Humanos, entre otros); fui Directora de esta institución ubicada en el barrio de Belgrano (Caba) y, a la vez realizaba trabajos voluntarios en ella y esa fue una vocación que me acompañó en toda mi tarea como docente. Trabajé muchos años en AMIA y siempre, reitero me aboqué a la vez al trabajo voluntario. Ese trabajo me llevó, a lo largo del tiempo a tener hoy la intención de presidir esta institución”

 

¿Usted está dentro del Movimiento Conservador, Judío?

 

“Sí. Soy integrante de Mercaz, brazo político del Movimiento Conservador Judío. Mi decisión de presentarme como candidata a presidenta de AMIA también tuvo que ver con cada experiencia que transité en la Comunidad Bet-El, en el Colegio Tarbut y en la propia AMIA”

 

Usted también estudió en el Seminario Rabínico Latinoamericano. Estuvo a punto de ordenarse como la primera rabina, pero no lo hizo…

 

“Es cierto. En una capacitación en Jerusalén cuando el rabino Marshal T, Meyer dijo que ya estaba preparada para la ordenación le dije que no, por cuestiones personales y porque la experiencia de haber convivido dos semanas entre rabinos me brindó la posibilidad de ver en vivo y en directo la complejidad de los vínculos que existían entre ellos. Fue bueno porque tomé conciencia de una complejidad a la que no estaba dispuesta, y al mismo tiempo reforcé la idea de cual debía ser la ética del hacer dentro de la comunidad”

 

¿Qué es la AMIA para usted?

 

“AMIA es educación, empleo, asistencia social y económica, es la justicia social. AMIA debería representar a todas las personas que se definen como judíos que residen en la Argentina”

 

Usted estuvo a cargo del Departamento de Educación durante 17 años. ¿La experiencia adquirida allí también la llevo a proponerse como candidata a presidenta?

 

“El trabajar en el Departamento de Educación de AMIA me permitió mantener vínculos cercanos con cada uno de los departamentos y áreas de la institución. En ese sentido me di cuenta que además del trabajo profesional es necesario hacer un trabajo intenso a nivel dirigencial en términos de cambio de paradigmas.  AMIA era un reflejo de lo que estaba pasando en la política nacional todo el tiempo en períodos electorales. Me subleva qué en las formas y en los modos de conversar prime el unos contra otros en vez del unos con otros. Y al mismo tiempo la decisión de aceptar ser candidata tiene que ver con los intentos de escuchar a otra gente. Lo hice junto con algunos socios jóvenes al poco tiempo de dejar el cargo profesional a través de de una encuesta por muestreo que arrojó que los socios de la institución quieren cambios, una dinámica distinta y se cansó de la vieja política”

 

¿Qué se vayan todos?

 

“No quieren que se vayan todos, quieren que los que estén puedan pensar, más allá de sí mismo en lo que la gente necesita. A la gente que conforma SOMOS AMIA la conozco, tenemos como eje principal el sionismo”

 

¿Qué plantea si llegase a convertir en la presidenta de AMIA?

 

“Planteo una mesa amplia donde estén absolutamente todos los sectores, es decir, desde el más laico al más ortodoxo debatiendo y decidiendo como constituir una comisión directiva donde tengamos las mejores cabezas y talentos con la incorporación de hombres y mujeres, principalmente jóvenes con vocación de hacer cosas en favor de la comunidad”

 

De ser presidenta, ¿cómo piensa trabajar con las comunidades judías del interior?, teniendo en cuenta que muchas de estas entidades israelitas están muy dolidas; ya que plantean que para la AMIA el judaísmo termina en la General Paz o Zarate Brazo Largo…

 

“El marco para trabajar con las comunidades del interior está tipificado en AMIA a través del Departamento de Vaad Ha Keilot (Departamento del interior). La sociedad dice que la AMIA representa a la Comunidad Judía Argentina, debemos poder ver y escuchar que más allá que cada provincia tiene su propia comunidad, mucho se debe hacer para lograr un intercambio intraprovincial e interprovincial con Buenos Aires que permita el enriquecimiento judaico entre todos. No hay judíos de primera y de segunda”

 

Hay un comentario comunitario que dice que ser judío es caro… Fuera de la comunidad se identifica al judío con una buena posición económica, sin embargo, existe un alto porcentaje de familias judías que están en condiciones sociales y económicas malas y que deben ser atendidas por la AMIA…

 

“Ese es un tema que no me deja dormir. Ser judío es caro, pero hay que preguntarse por qué lo es. Cada vez más la educación judía se fue convirtiendo en un proyecto de clase y eso me molesta soberanamente, salvando los marcos de educación ortodoxos donde no hay tanta restricción económica para el acceso porque tienen una dinámica distinta. Lo primero que hice cuando asumí como directora del Departamento Educativo de AMIA (3 de diciembre de 2001) fue tratar de conseguir aportes gubernamentales para la planta oficial de aquellas escuelas que no lo tenían porque eso ayuda a pagar la educación obligatoria, esto nos permitió que los demás recursos puedan ser utilizados en las áreas en las que el Estado no aporta. Nosotros tenemos previsto trabajar en una línea clara que por un lado es escolaridad y por la otra educación judía”

 

¿Podría ampliar estas dos líneas de trabajo?

 

“La escolaridad es en la escuela; mientras que la educación judía no tiene por qué estar sólo en la escuela. Debemos pensar en educación judía para las distintas franjas etarias y trabajar en conjunto en todo el país. La educación judía debe ser amplia y estar inserta en todo tipo de comunidad con los recursos de la AMIA distribuidos equitativamente porque donde no hay educación judía no hay continuidad, construcción de identidad y sentido de pertenencia”

 

En muchas comunidades del interior se da la particularidad de contar con socios que no son judíos. Llegan porque están casados con una persona judía o porque decidieron adoptar la religión o la forma de vida judía. Esto es rechazado por los ortodoxos que plantean que no se las puede dejar intervenir en el quehacer judaico y comunitario. ¿Cuál es su posición al respecto?

 

“Cuando se constituye una pareja y deciden llevar adelante un hogar judío podrán contestar cuando le preguntan de dónde venís: Soy hebreo. Para esto hay que desarrollar proyectos de acercamiento. Debemos abrir las puertas de las comunidades a todo aquel que desee acercarse. El judaísmo no es cerrado, nunca fue de una sola manera, es una multiplicidad de voces”

 

P:  La frase que se dice es. Dos judíos, tres opiniones, tres pensamientos…

 

“Siempre hubo en el judaísmo multiplicidad de voces”

 

El atentado, 18 de julio 1994

 

El atentando a la AMIA que tuvo lugar el 18 de julio de 1994, además de las 85 víctimas produjo una división muy grande entre los familiares. Tal es así que se armaron distintas agrupaciones, varios están en contra de la posición que adoptó la AMIA. De hecho, no participan en los actos que organiza la mutual judía, por ejemplo; ¿Tiene previsto reunirse con todas ellas?

 

“Sí. No veo por qué no reunirme. Mi día empieza cuando puedo mirarle los ojos a quien tengo enfrente y darme cuenta que tengo ahí un hermano, que es igual que yo. Vivimos generando muros y lo que debemos construir son puentes. Estoy dispuesta a derribar todos los muros en el cementerio y construir todos los puentes necesarios para que podamos sentarnos los que pensamos distinto respecto a determinados temas alrededor de la misma mesa y construir una comunidad sólida enriquecida por la variedad de voces y matices”

 

¿Cuál es su visión respecto a la causa AMIA y a la justicia que está buscando la comunidad judía desde hace casi 26 años?

 

“Debemos seguir trabajando con el gobierno nacional que esté gobernando el país, exigiendo el justo castigo a los culpables, en la búsqueda de la verdad, la justicia y que se termine la impunidad porque sabemos que Irán estaba ahí”

 

Ser judía

 

¿Qué es ser judía para Batia Nemirovsky la posible presidenta de AMIA?

 

“Ser judía en la diáspora (fuera de Israel) significa ser judía con Israel. Yo como judía que vive en la Argentina mi condición de sionista la ejerzo desde la mañana hasta que me acuesto con acciones vinculadas con Israel. Por ejemplo, abro la computadora y leo los diarios argentinos e israelíes; miro la realidad desde las lentes del judaísmo e intento hacer aportes para que todos podamos vivir en una sociedad mejor y a la vez me comprometo fuertemente con el otro. Continuar las tradiciones familiares, preparar las comidas que cocinaban mis bobes (abuelas), celebrar las festividades; mantener diálogos abiertos con personas que no son judías en una sociedad que celebra la diversidad es también mi manera singular de ser judía”

 

 

 

El judaísmo hace hincapié en el chico y en el adulto-mayor. ¿Qué le dice a cada uno de ellos teniendo en cuenta que el primero está comenzando su vida judía y el segundo la está finalizando?

 

“Al pequeño le digo que está iniciando una travesía en un reino maravilloso como lo es el judaísmo, porque mirar la vida a través de la lente judía es desafiante, conmovedor y te transforma en un ser más sensible. Una de las potencialidades que tiene es: Ser judío y, a partir de ahí tiene la posibilidad de construir su vida con solvencia para darle lo mejor al mundo. Al anciano le digo que gracias a él estamos donde estamos y tenemos lo que tenemos como judíos y mirando el legado que nos dejaron seguiremos construyendo un destino común exitoso para la comunidad judía argentina para que sea un gran aporte para todos los judíos del mundo con una fuerte vinculación con el Estado de Israel”.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s