José Sánchez se fue del Gobierno: “Peppo me pidió que me quedara pero entendió mis argumentos y respetó mi decisión”

El dirigente massista formalizó este martes su renuncia a la Subsecretaría de Justicia y Asuntos Institucionales de la Provincia, una alianza con la administración de Domingo Peppo que ya se había prolongado durante más de un año. “El Gobernador me pidió que me quedara pero entendió mis argumentos y respetó mi decisión”. 
renuncia_de_jose_sanchez
En declaraciones a la prensa, Sánchez había adelantado esta mañana que estaba evaluando apartarse del gobierno a raíz del desgaste que había sufrido por lo que consideraba una “persecución” del fiscal federal Patricio Sabadini hacia su persona, lo que motivó que el lunes presentara ante el Procurador General de la Nación, Eduardo Casal, un pedido de juicio político contra el funcionario judicial.
En su renuncia, el abogado advirtió que para ejercer su defensa personal contra la actuación de Sabadini debía apartarse de la gestión. “He cuidado siempre con puntilloso celo mi reputación profesional, convencido como sigo estando que será el más importante legado que podré dejar a mis cuatro hijas, haciendo así honor al nombre sin mácula que recibí de mis padres docentes”, escribió y apuntó que esos valores lo llevaron a tomar la decisión de irse.
En tanto, subrayó que defenderse dentro de la gestión generó la sospecha de que participaba de una supuesta maniobra para defender coporativamente a la política “opacando o soterrando la verdadera base fáctica que la impulsa y que es simplemente la denuncia contra la más peligrosa arbitrariedad e ilegalidad que pueda vivirse en un Estado de Derecho, cual es la de sus fiscales, quienes debiendo defender la legalidad, no hacen más que pisotearla y violentarla en pos de sus intereses o revanchas personales. Nadie podrá dormir tranquilo si es que su libertad pende no del cumplimiento de la ley, sino del agrado o desagrado de quienes dicen custodiarla”.
Finalmente, agradeció al mandatario “la oportunidad y la confianza que Ud. me ha dado para aportar en la construcción de un mejor presente y un promisorio futuro para nuestros comprovincianos”.
LA RENUNCIA COMPLETA
Resistencia, 27 de noviembre de 2018
Señor
Gobernador
Provincia del Chaco
Ing. OSCAR DOMINGO PEPPO
S_____________/___________D
Tengo el agrado de dirigirme a Ud. a efectos de formalizar mi renuncia indeclinable al cargo de SUBSECRETARIO DE JUSTICIA Y ASUNTOS INSTITUCIONALES DE LA PROVINCIA DEL CHACO, con que me ha distinguido oportunamente y por los motivos que considero imprescindible poner en su conocimiento, como una forma de no defraudar la confianza que ha depositado en mí persona.-
Como ha tomado estado público, me encuentro actualmente ejerciendo mi defensa personal contra lo que considero es una actuación arbitraria e ilegal por parte del Fiscal Federal Patricio Sabadini, referida a mi trabajo profesional, primero, y ahora también en relación con los gastos de mi campaña electoral desarrollada en las elecciones realizadas en el año 2015. En ambos casos tengo la inconmovible tranquilidad que surge de la convicción de saber que me he comportado siempre con honestidad y de acuerdo con la ética de mi profesión, cuando correspondía; y de la ética pública cuando aplicaba.-
Entiendo como hombre dedicado a la política que asumir una función pública importa al instante el sometimiento al escrutinio más estricto y severo que una persona pueda sufrir en un sistema democrático y lo cierto es que nunca he temido por tal indagación, puesto que en mi trayectoria solo podrán encontrar mi dedicación a la profesión legal, tanto por el ejercicio liberal de la abogacía, como por mi carrera docente universitaria y mi militancia en el gremialismo abogadil, local y nacional.-
He cuidado siempre con puntilloso celo mi reputación profesional, convencido como sigo estando que será el más importante legado que podré dejar a mis cuatro hijas, haciendo así honor al nombre sin mácula que recibí de mis padres docentes.-
Por ese celo por mi honor y el de mi familia, reaccioné con ferocidad cuando sin fundamento y con evidente malicia, un Fiscal Federal intentó confundirme entre los funcionarios a los que investigaba imputándoles por igual e indiscriminadamente, delitos de corrupción y lavado de activos.-
La defensa que he ejercido desde la primera vez que se mancillara mi nombre fue personal y le agradezco a Ud. que así lo hubiera entendido, otorgándome libertad para asumirla y emprenderla.-
Es evidente también que mi condición profesional de abogado me ha dado mayores motivos y obligaciones para asumir esta defensa férrea de mi honor personal, en tanto entendí y me agravió desde el principio la desnuda arbitrariedad y el desprecio por la legalidad con que se conducía mi acusador. Más intolerable me pareció la impunidad con que se conduce ese Fiscal, al hablar sin cuidado alguno por la más básica garantía que tiene cualquier persona en el mundo frente al poder punitivo del Estado que es nada menos que la presunción de inocencia y el principio general de la libertad. La conjunción de un Fiscal desbocado y una prensa ávida de escándalos son la combinación perfecta para acabar con cualquier reputación y lo que es más preocupante, con cualquier expectativa de obtener un debido proceso.-
En estas circunstancias mi defensa personal es criticada hoy como una supuesta maniobra para defender corporativamente la política, opacando o soterrando la verdadera base fáctica que la impulsa y que es simplemente la denuncia contra la más peligrosa arbitrariedad e ilegalidad que pueda vivirse en un Estado de Derecho, cual es la de sus fiscales, quienes debiendo defender la legalidad, no hacen más que pisotearla y violentarla en pos de sus intereses o revanchas personales. Nadie podrá dormir tranquilo si es que su libertad pende no del cumplimiento de la ley, sino del agrado o desagrado de quienes dicen custodiarla.-
Nunca he pretendido ni hecho más que defender mi honor personal y el de mi familia, de la difamación artera que he sufrido de un modo irresponsable y que me ocuparé de responsabilizar como corresponde, por los mecanismos institucionales previstos para que se enjuicie la responsabilidad política de los magistrados y a su turno, mediante el sometimiento a la Justicia ordinaria, para que se responda civilmente por el daño que ya se me ha infringido.-
Pero mientras tanto, mientras sigo con mi defensa personal no me parece justo ni razonable que su Gobierno sufra el embate en tanto me incumba y me sea posible aliviarlo de esa carga.-
Tampoco quisiera que lo que es un exceso de celo por mi buen nombre, termine mezclándose con lo opuesto que es la defensa general de la política, sin importar si ha sido bien o mal asumida en la función pública.-
Considero Sr. Gobernador que me encuentro en la encrucijada en la que se mezcla lo personal con lo público, debiendo entonces hacerme cargo de lo personal, para que lo público no aparezca rozado ni afectado, despejándose así también cualquier duda o rumor que pudiera desviar la atención sobre la corrección moral, ética y jurídica que orienta mi conducta.-
Quisiera también liberarlo del compromiso que supone la confianza que sé que tiene en mi probidad, para lo cual entiendo que debo volver al llano para dar la batalla que nunca he eludido, pudiendo algún día volver con la dignidad que me dará no haber eludido ninguna responsabilidad, incluso la ética que ahora ejecuto.-
Agradeciendo para siempre la oportunidad y la confianza que Ud. me ha dado para aportar en la construcción de un mejor presente y un promisorio futuro para nuestros comprovincianos, dejo formalizada mi renuncia y me despido con fraternal consideración y respeto.-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s