Entre la realidad y la ficción

Los extrañé amigos lectores, pero acá estoy nuevamente, tratando de buscar algún texto, en algún medio importante, que no tenga que ver con los cuadernos en copia y me devuelva a la hermosa realidad de este país de “cambio”. No encontré un “cazzo” (léase catzo), sólo cuadernos y más cuadernos. Estoy realmente podrido, al punto tal, que prendí fuego la libreta del almacén, por las dudas…

En esto -debemos reconocer- somos implacables. Instalamos el tema y pusimos una cobertura mediática de la ostia. Por algo todos los argentinos nos debemos a Durán Barba.

Me imagino que, dentro de unos años, algún CEO de una tradicional constructora dueña de la Argentina declarará en Comodoro Py que puso plata para pagar al ecuatoriano, y que no se trataba de un soborno, simplemente de un “aporte” o “apriete” para la campaña, e inmediatamente quedará libre, pues se “arrepintió” -de locos- de haber sido coaccionado.

Nuestro amigo y asesor, Jaime Durán Barba, ha hecho una lectura espectacular de los argentinos. Somos cholulos, nos empantanamos siempre en el pasado, queremos defecar más alto de lo que nos da el “tujes” y somos bastante indoctos y desinformados, aunque creemos que profesamos cultura general. A partir de estos conceptos, instala y establece líneas de comunicación para los subordinados voceros del poder central, subestimando el sentir real de todo un pueblo, el mismo que se está agotando de tanto “chamullo” y putea a los cuatro vientos cuando tiene que ir al supermercado o a pagar las cuentas.

Por ejemplo, los cuadernos en fotocopia no son otra cosa que el pasado que no volverá. ¿Es noticia? Y sí ¿Estaba bueno que todo el día pasen esa noticia? Yyy… para nosotros los globos amarillos un poco, pero no sé hasta dónde. Los circos se instalan un tiempo nomás en los pueblos, después aburren.

¿A quién le sirve que no se hable de otra cosa? Se me ocurre -mientras escribo- que a nosotros (macristas enfermos como yo) porque no se habla de nuestra ausencia de gestión y al PJ no K, que obviamente necesita del acta de defunción política de ella y, eventualmente, posicionarse para suceder a Mauricio en el caso que continuemos con nuestra clara política de acumular traspiés y fracasos.

Por otro lado, a Lilita por ahora la tenemos callada, meta chocolate para paliar el frío. Está agazapada esperando que nos acerquemos a alguien para destruir la eventual construcción política que, si no la hacemos, en 2019 nos gana hasta “Piñón Fijo” si se presenta.

Algunos acertados analistas de la realidad dicen que se necesita, a nivel nacional, de conducción política. Esa que falta y es evidente. Y que la agenda la marcan hoy, la Justicia Federal de Comodoro Py y el grupo Clarín. Aborrezco que digan tantas verdades, pero por suerte Clarín, TN y Cía. no los pone en pantalla a estos cronistas de la realidad.

Otro tema dijo Santos: ¿Saben ustedes por qué Hugo Chávez Frías llego al poder en Venezuela? Porque los venezolanos querían un cambio y un nuevo líder, pero sobre todo exigían confianza, seguridad ciudadana y jurídica, y terminar con la obscena corrupción que había.

Cuando Chávez ganó el poder en 1998, el pueblo venezolano respiró porque caía el bipartidismo y una nueva “esperanza” política nacía.  En fin, los venezolanos querían un cambio, hermoso les fue, huyen del país más de cinco mil venezolanos por día. Los argentinos también querían un cambio y les dimos en lo económico y en lo social. Lo magistral, es que logramos colocar y persuadir, que la chori kretina era quien pretendía parecerse al país caribeño.

Ahora vamos a las noticias que NO nos importan. El Credit Default Swap (CDS) a cinco años de nuestro país, cotizaba 237 puntos básicos en enero de 2018. Hoy a fuerza de reiterados fracasos y otro desengaño está en 532 puntitos, nada aún. Pero para los que no saben, eso es el riesgo país. Para las inversiones, en términos climáticos como ahora nos gusta, la lluvia de inversiones se transformó en evaporación de lo que había y sequía prolongada.

Les doy un ejemplo, HUAWEI (empresa que fabrica smartphone) anunció estos días que pospuso proyectos de inversiones en nuestro país, la devaluación y las normas de importaciones y ensamblaje hicieron que tomaran esta decisión. No se trata de ser alarmista, es la realidad de los hechos que no se ven reflejados.

Por otro lado, un decreto de necesidad y urgencia (DNU) firmado por Macri la semana pasada, eliminó el Fondo Federal Solidario, más conocido como “fondo sojero” y se armó flor de lío por las retenciones de la planta herbácea por no dar más frutos.

Esto implica que nuestro federal, centralista y porteño Gobierno nacional tendría en 2019 unos 26.500 millones de pesos en sus arcas para hacer lo que queramos, como por ejemplo darle a Buenos Aires TODO. De otro modo deberíamos haber cumplido con el pacto fiscal y repartido con gobernadores e intendentes los recursos claramente explícitos en el vulnerado acuerdo para que se hagan obras de infraestructura hospitalaria, escuelas, caminos, etc. Pero esta decisión unilateral no afecta sólo a los municipios, sino también a todo el engranaje que vive de ella.

Mi amigo el ferretero ya sabe que va a vender menos, mis compinches empleados de empresas constructoras ya se ven sin laburo y demás yerbas. Consciente del impacto social, el amigo ecuatoriano volvió a recurrir a su ejército de trolls para instalar que “ese fondo lo puso Cristina”; “pónganse a laburar manga de vagos”; y un montón de comentarios más, siempre acorde a su política de comunicación basada en el estado de confusión general, tal como lo venimos haciendo desde que asumimos.

No sé si sabían, pero se pagan más de 1.500 millones de pesos por día en intereses de la deuda. Ni hablar de lo que pagamos para contener el dólar. Los servicios de la deuda son -sino el principal- el segundo gasto de nuestra administración “Federal”, que creció galopantemente por las deudas que tuvimos que tomar para llegar a esta exitosa campaña económica de crecimiento económico, empleo e inversión. Aunque ustedes no se den cuenta o no lo vean, está. Y bueno, como Federales mismos, nos quedamos con el fondo de la soja para seguir pagando la deuda que tomamos.

Ante la engorrosa situación, algunas autoridades de provincias salieron al cruce, entre otras cuestiones destacables dijeron: “Existen vicios jurídicos en el decreto por ser de necesidad y urgencia”; “tiene argumentos incomprensibles”; “este decreto echa por tierra la palabra empeñada por el Gobierno nacional”. Jajajaja me da risa. ¿Ustedes vieron alguna conferencia de prensa nuestra? Siempre tiene explicaciones incomprensibles y lo de la palabra empeñada, a pelarse… ¿A esta altura quejarse por qué no la cumplimos? Jaja.  ¡¡¡Déjense de joder!!!

Bueno gente, hoy traté de explicarles el escenario actual y lo que nos espera. El plan A quedó trunco en el famoso primer semestre, el B era recurrir al Fondo y estamos en el fondo. Ahora vamos por el C, que vuelve a hablar de devaluación. Esta es nuestra Argentina que no para de crecer, con lluvia de inversiones, puestos de trabajo e inflación que la dejamos subir porque es una pavada controlarla…

Como siempre amigos, del otro lado de la reja esta la realidad, de este lado también esta la realidad, lo único irreal es la reja.

Bookmark and Share

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s